Champions League: Real Madrid derrotó por 3-1 al Liverpool en la ida de cuartos de final

Real Madrid derrotó por 3-1 al Liverpool en España en el duelo de ida de los cuartos de final de la Champions League, con una actuación convincente que le permitió conseguir una buena diferencia pensando en la revancha.

Los merengues fueron muy superiores en un primer tiempo donde ni siquiera recibieron remates, y a los 27′ abrieron la cuenta con merecimientos. El alemán Toni Kroos habilitó a Vinicius Junior desde su propio campo con un certero pase que le cayó en el pecho y el brasileño hizo el resto con un control orientado brillante y una definición aún mejor al quedar de cara con su compatriota Alisson Becker.

A los 36′ aumentó la ventaja el equipo de Zinedine Zidane gracias a un grueso error del de Jurgen Klopp. Kroos metió un pelotazo largo que no llevaba peligro y Alexander Arnold despejó de cabeza hacia el medio, dejando a Asensio mano a mano con el arquero. El 11 madridista capitalizó el regalo, le jopeó la pelota a Alisson y la empujó de zurda al arco vacío, sellando para el descanso un 2-0 que hasta pudo ser más amplio.

En el complemento los de Klopp salieron comn otra disposición al terreno de juego, algo que rápidamente le iba a dar réditos en el tanteador.

Una jugada iniciada por Wijnaldum que asistió a Diogo Jota, terminó con un remate rebotado que le quedó a placer al egipcio Mohamed Salah que definió con su habitual calidad para el 2-1. Revisión VAR mediante se determinó que estaba habilitado y  el descuento se consolidó.

Los visitantes se entonaron, pero recibirían un nuevo golpe a los 65′. Tras una contra que desperdició Asensio y que se pudo convertir en el tercero, el mismo llegó tras una estupenda acción de Modric que habilitó a Vinícius en el área y el norteño no falló para colocar el merecido 3-1.

De allí en adelante los de Zidane se dedicaron a controlar el juego, ingresando Federico Valverde por Asensio a los 70′ para darle mayor recuperación a la zona de volantes y sellando el resultado a su favor.

La revancha se disputará el próximo 14 de abril en Anfield Road, donde los ingleses deberán revertir una serie que, por ahora, está cuesta arriba.