Clausura: Montevideo City Torque derrotó 8-2 a Wanderers y alcanzó a Liverpool en la punta

Montevideo City Torque fue implacable y derrotó 8-2 a un equipo alternativo de Wanderers que reservó pensando en la Copa Libertadores y lo pagó carísimo. Un festival de goles celestes que le dieron tres puntos para igualar a Liverpool en la punta del Clausura y quedar a seis de Nacional en la Anual.

El trámite tuvo un inicio que no esperó por distraídos, ya que a los 28 segundos, una pared que lideró Teuten por izquierda terminó con un balón filtrado para Darío Pereira que definió de primera y colocó el 1-0 visitante.

Una salida providencial para cortar del arquero Silveira evitó una clara para el segundo, hasta que los de Carreño encontraron la llave de la igualdad.

Primero avisó Hernández con un remate que derivó en un córner y de esa jugada a los 8′ llegó el festejo local. Torque se hizo un lío para despejar, la pelota rebotó en Riolfo y Méndez, como buen nueve, en la línea tocó para el 1-1.

Toda esa adrenalina del arranque luego fue apagándose lentamente, con mayor control de ambos en zona de volantes, defensas que se fueron asentando y llegadas que comenzaron a escacear.

Alguna corrida de Gustavo del Prete, la intención de volcar el fútbol por izquierda en forma constante y las imprecisiones en la salida del fondo, fueron algunas pautas del juego celeste.

Los bohemios tuvieron un remate de Riolfo que se fue cerca y otra, a pura velocidad de Hernández, que conjuró Fiermarín bien parado.

Pero sobre el cierre de esa primera etapa, más precisamente a los 44′, una rápida contra del equipo visitante encontró a Darío Pereira por la derecha, este le dio el balón a Álvarez por el centro y con un pase filtrado excelente, el chileno Allende puso el 2-1 con que se fueron al descanso. 

Festival

El complemento comenzó con el ingreso de Lima y los de Marini dispuestos a ampliar distancias para comenzar a asegurar los tres puntos en el Viera.

Y esa aspiración se concretó a los 50′ cuando Santiago Scotto por derecha cruzó una pelota que controló José Ignacio Álvarez para luego sacar un derechazo con destino de red y poner el 3-1 en el cotejo.

Los visitantes estaban encendidos y rápidamente consiguieron cuatro goles más para bajarle las cortinas al partido. Allí aparecieron Matías Santos tras un córner, Allende con un remate de media distancia, Rak de cabeza y Cóccaro de contra para colocar el 7-1, un golpazo para el equipo de Carreño.

Incluso cuando pudo descontar por intermedio de Quagliatta para poner un manto de piedad en el resultado, apareció nuevamente José Álvarez para disparar cruzado y poner el 8-2, una locura de goles. 

Es más, de no mediar el palo y una tapada de Silveira ante un mano a mano con Otormín, el resultado pudo ser muchísimo peor. 

El pitazo final de Tejera cayó como un mando de piedad para Wanderers, mientras que Torque festejó un triunfo que lo lleva a lo más alto del torneo.